¿Que es la energía Reiki?

esuk

Por: William Lee Rand

La palabra Reiki se compone de dos palabras japonesas – Rei y Ki. Cuando traducimos del japonés al inglés, debemos tener en mente que es difícil hacer una traducción exacta. El japonés tiene muchos niveles de significado. Por lo tanto, se debe considerar el contexto en el que se utiliza la palabra cuando se intenta comunicar su esencia. Debido a que estas palabras se usan en un contexto de sanación espiritual, un diccionario japonés/inglés no proporciona la profundidad que buscamos en su significado, ya que sus definiciones se basan en un japonés común de uso diario. Como ejemplo, Rei a menudo se define como fantasma y Ki como vapor y, a pesar de que estas palabras vagamente apuntan hacia el tipo de significado que buscamos, no alcanzan a dar a entender lo que debe. Cuando buscamos una definición en un contexto más espiritual, encontramos que Rei se puede definir como la Inteligencia Superior que guía a la creación y funcionamiento del universo. Rei es una sabiduría sutil que lo permea todo, lo animado y lo inanimado. Esta sabiduría sutil guía la evolución de toda la creación, desde la aparición de las galaxias hasta el desarrollo de la vida. En cuanto a los humanos, está disponible para ayudarnos en momentos difíciles o como una fuente de orientación para nuestras vidas. Dada su naturaleza infinita, es omnisciente. Rei también es llamado Dios y tiene muchos otros nombres dependiendo de la cultura que lo nombra.

Ki es la energía no física que anima todas las cosas vivas. Ki fluye en todo lo que tenga vida, incluyendo plantas, animales y humanos. Cuando el Ki de una persona está elevado, ésta se sentirá fuerte, segura y lista para disfrutar la vida y enfrentar sus retos. Cuando está bajo, se sentirá débil y será más propensa a enfermarse. Recibimos Ki del aire que respiramos, de la comida, el sol y del reposo. También es posible incrementar nuestro Ki con ejercicios de respiración y meditación. Cuando una persona muere, su Ki abandona el cuerpo físico. Ki también es el Chi de China, el prana de la India, el Ti o Ki de los hawaianos, y también ha sido llamado fuerza ódica, orgón, bioplasma y fuerza vital.

Teniendo en cuenta la información anterior, se puede definir Reiki como una energía de sanación no física compuesta de energía de fuerza vital guiada por la Inteligencia Superior o energía de fuerza vital guiada espiritualmente. Ésta es una definición funcional, ya que es muy similar a la experiencia de aquéllos que practican Reiki en cuanto a que la energía Reiki parece tener una inteligencia propia que fluye a donde el cliente lo necesita y crea las condiciones curativas que el individuo requiere. La mente no la puede guiar, por lo que no está limitada por la experiencia o habilidad del practicante. Tampoco se le puede dar mal uso, ya que siempre crea un efecto sanador. (Se debe tener en cuenta que Reiki no es lo mismo que la simple energía de fuerza vital, la cual puede ser influida por la mente y, debido a esto, puede crear beneficios al igual que causar problemas, incluyendo enfermedades.)

La fuente o causa de la salud viene del Ki que fluye a través y alrededor del individuo más que de la condición funcional de los órganos y tejidos físicos. Ki es lo que da vida a los órganos y tejidos físicos a medida que fluye a través de ellos y, por lo tanto, es responsable de crear una condición de salud. Si el flujo de Ki se interrumpe, los órganos y tejidos físicos se verán afectados negativamente. Por eso, la alteración en el flujo de Ki es la causa principal de la enfermedad.
Una cualidad importante de Ki es que responde a nuestros pensamientos y sentimientos. Ki fluirá con mayor fuerza o se debilitará en su acción dependiendo de la calidad de nuestros pensamientos y sentimientos. Nuestros pensamientos y sentimientos negativos son la causa principal de las restricciones en el flujo de Ki. Todos los pensamientos o sentimientos negativos o discordantes causarán una interrupción en el flujo de Ki. Incluso la medicina occidental reconoce el papel que juega la mente en la generación de enfermedades y algunos doctores occidentales afirman que hasta un 98% de las enfermedades son causadas directa o indirectamente por la mente.

Se debe entender que la mente no sólo existe en el cerebro, sino también en todo el cuerpo. El sistema nervioso se extiende a cada órgano y tejido del cuerpo y, por lo tanto, la mente existe aquí también. Además, sabemos que la mente incluso se extiende hacia fuera del cuerpo en un campo de energía sutil de 60 a 90 cm de grosor llamado aura. Es por esto que es más apropiado llamar a nuestra mente una mente/cuerpo, ya que la mente y el cuerpo están estrechamente vinculados.

Por lo tanto, nuestros pensamientos negativos no sólo se encuentran en el cerebro, sino que también se acumulan en diferentes lugares en todo el cuerpo y en el aura. Los lugares donde se acumulan los pensamientos y sentimientos negativos corresponden a los sitios donde el flujo del Ki está restringido. La función de los órganos físicos que existen en estos lugares se restringe. Si no se eliminan los pensamientos y sentimientos negativos rápidamente, el resultado serán las enfermedades. Los pensamientos y sentimientos negativos que se alojan en la mente/cuerpo inconsciente son el mayor problema, ya que no nos damos cuenta de ellos y, por eso, nos es muy difícil cambiarlos o eliminarlos.
El gran valor de Reiki es que, como es guiado por la Inteligencia Superior, sabe exactamente a dónde debe ir y cómo debe responder a las restricciones en el flujo del Ki. Puede trabajar directamente en las partes inconscientes de la mente/cuerpo que contienen los pensamientos y sentimientos negativos que inhiben el Ki y eliminarlos. A medida que el Reiki fluye a través de una zona enferma o en mal estado, destruye y limpia todo pensamiento o sentimiento negativo alojado en la mente/cuerpo inconsciente, lo que permite que se restablezca un flujo saludable y normal del Ki. Cuando esto sucede, los órganos y tejidos físicos enfermos vuelven a ser alimentados adecuadamente con Ki y comienzan a funcionar de una manera sana y equilibrada, reemplazando así la enfermedad con salud. Esta técnica curativa no invasiva y completamente benigna se está volviendo cada vez más popular. A medida que la medicina occidental sigue explorando métodos alternativos de sanación, el Reiki está destinado a tener un papel importante como una práctica de sanación aceptada y valorada.

Talk to us